Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

¿Sabías que el 33% de las personas que aseveran sufrir un miedo irracional lo tienen hacia las arañas? Este dato no es tan sorprendente si tomamos en cuenta que las arañas no solo son propensas a picar, sino que muchas especies pueden llegar a ser un peligro fatal debido a las altas dosis de veneno que son capaces de inyectar en el torrente sanguíneo. 

Conocer cuáles son los especímenes más letales no solamente es útil como cultura general, también es un medio eficaz para determinar el nivel de peligrosidad de uno de estos arácnidos en caso de que te los encuentres en casa. Después de todo estas pequeñas pero mortíferas criaturas pueden estar presentes prácticamente en cualquier lugar

Por este motivo, en este top conoceremos a las 7 arañas más venenosas del mundo. Cada una de estas especies tienen hábitos peculiares y se encuentran en distintas partes del mundo, pero lo cierto es que con tan solo verlas se le pueden poner los pelos de punta a cualquiera. 

7. Araña espalda roja

Si de historias de amor trágicas se trata, la araña espalda roja es una verdadera especialista: la hembra de esta especie aprovecha que su tamaño es mucho mayor que el del macho y lo devora una vez terminado el coito. Este comportamiento es único entre los arácnidos y sin dudas uno de los más llamativos del reino animal.

Estas arañas son oriundas de Australia y tienen un tamaño de apenas poco más de 40 mm de longitud. En apariencia es semejante a la famosa viuda negra debido a su fisionomía y colores característicos, posee una franja en la zona del vientre de un color rojo bastante llamativo. 

Se alimentan de todos los insectos pequeños que pueden atrapar en sus redes pero tampoco se negarán a comer una lagartija si esta no logra salir con rapidez de su guarida. Es una especie con un muy marcado grado de dimorfismo sexual, puesto que los machos son distintos en tamaño y color que las hembras.

No son agresivas por naturaleza pero no dudarán en morder si llegan a sentirse amenazadas o se les invade su espacio. Se estima que en Australia se registran un total de 500 a 1000 mordeduras cada año, curiosamente muchas de estas en los genitales masculinos ya que suelen tejer sus redes en las tapas de los baños. 

En cuanto a su veneno, la gravedad de los efectos puede variar según cada persona pero en los casos más severos se pueden presentar efectos como inflamación de los ganglios linfáticos, náuseas intensas, migrañas muy fuertes e incluso insuficiencia respiratoria. Su veneno es catalogado científicamente como Alpha-Latrotoxin.

Puede que visualmente sean muy bonitas pero sin dudas si vives en Australia y ves una de estas arañas cerca, lo mejor será que te alejes lo más que puedas. 

6. Araña vagabunda

También conocida como la tegenaria campestre, esta araña es tan pequeña que incluso se puede necesitar de un microscopio para poder diferenciarla, no obstante no hay que dejarse engañar por el tamaño pues estamos ante la presencia de una de las arañas más venenosas que existen

Mide tan solo unos 11 mm y se le puede encontrar en diferentes zonas de Europa, Asia, Estados Unidos y Canadá. Su color es de un marrón amarillento algo parduzco, tiene en la parte superior de su cuerpo algunas manchas de color negro que se extienden de manera irregular. 

Como la inmensa mayoría de las arañas, se alimentan con los insectos y otros arácnidos que pueden atrapar en su red. Las trampas que construyen tienen una forma cilíndrica o de embudo: cuando la presa realiza algún movimiento estando capturada en la telaraña, la araña vagabunda sale rápidamente a inyectarle una dosis paralizante de su veneno

Están muy agusto en la oscuridad por lo que suelen hacer sus guaridas en rincones fríos y desprovistos de iluminación. Por otro lado también suelen preferir la vegetación antes que los espacios abiertos, por tal motivo es más común encontrarlas en zonas rurales o campestres. 

Su mordedura no es letal pero puede ocasionar síntomas bastante intensos en los seres humanos como fiebre, dolores de cabeza muy fuertes y hasta necrosis en la zona afectada dejando cicatrices muy desagradables. Cabe destacar que es una especie muy temperamental y no dudará en atacar en caso de sentirse amenazada. 

En cuanto al periodo de apareamiento, suelen copular entre los meses de verano y otoño. Luego de pasado el periodo de gestación, la hembra suele poner hasta 100 huevos cuyas crías por lo general sobreviven en su totalidad. Es una especie que curiosamente tiene las patas casi lisas a diferencia de la mayoría de las arañas.  

5. Viuda negra

Hay que aclarar en primer lugar que la denominación “araña viuda” es usada para referirse a diferentes miembros de la familia Theridiidae que posee 32 especies diferentes. No obstante, la fama de las viudas negras se ha difundido a tal magnitud que ya es difícil que no sean reconocidas a simple vista.

Esta araña se caracteriza por su pronunciado dimorfismo sexual ya que las hembras son considerablemente más grandes que los machos y tienen glándulas venenosas inusualmente pronunciadas. Esta especie, al igual que la araña espalda roja, se caracteriza por practicar el canibalismo sexual en donde el macho siempre termina pagando la peor parte, al ser su mordedura 3 veces menor que el de la hembra la autodefensa no es muy eficaz. 

Su aspecto es muy estilizado aunque también algo tenebroso: su cuerpo es completamente negro, con patas delgadas punteagudas y las manchas rojas tan características de esta especie. Pueden encontrarse en todos los continentes teniendo mayor presencia en países como Estados Unidos, Australia y Canadá. 

También es conocida por tener uno de los venenos más potentes del reino animal: su mordedura en humanos puede causar la muerte por parálisis muscular en solo 15 minutos, dependiendo del estado físico del afectado. Por tal motivo es recomendable limpiar periódicamente los espacios en los que los niños y mascotas suelen jugar. 

En cuanto a temperamento, la viuda negra es conocida por ser muy agresiva. Es una araña que no suele ser muy paciente en cuanto se siente amenazada y una vez que lo hace suele morder repetidas veces en la zona afectada.

Sin dudas se trata de una especie hermosa, pero letal. Una araña reconocida mundialmente por sus extraños hábitos reproductivos y cuya sola presencia es capaz de paralizar del pánico hasta al más valiente, aún así sigue siendo una especie que inspira también mucha admiración. 

4. Araña de tela de embudo

También oriundas de Australia, estas arañas  son conocidas como arañas Sidney y son de las especies arácnidas más feroces y agresivas que existen. A este temperamento hay que añadir que también son de las arañas que mayor dosis de veneno inyectan en la víctima con sus dolorosas mordeduras. 

En cuanto a sus características físicas, la araña de tela de embudo tiene patas gruesas y presenta una coloración marrón oscuro. Sus colmillos son de los más fuertes entre estos arácnidos, a tal punto que son capaces de penetrar una uña humana sin ningún tipo de inconveniente y por tal motivo son muy difíciles de retirar una vez se han afincado. 

Una característica especial de las arañas de tela de embudo está entre sus mecanismos de defensa: al sentirse amenazada se levanta sobre sus patas traseras y abre el resto de sus extremidades para mantener una pose más que amenazadora. En esta posición se pueden observar sus filosos colmillos, lo que debería ser un buen aliciente para que cualquier criatura a su alrededor termine por alejarse. 

Su veneno no está para juegos: una mordedura de la araña de tela de embudo causa un efecto neurotóxico que ataca directamente al sistema nervioso. De morder a un niño podría causarle la muerte por parálisis muscular en un lapso de 15 minutos, en adultos es capaz de causar una herida muy dolorosa acompañada de otros síntomas como fatiga, espasmos musculares y vómitos. 

Afortunadamente están confinadas a la región de Queensland, al este de Australia y no se han extendido significativamente a otros territorios. Una peculiaridad que hace a esta araña aún más asombrosa es que es una excelente nadadora, y es capaz de estar un tiempo sumergida gracias a pequeñas burbujas de aire que suele tener entre sus pelos, la mala noticia es que por este motivo uno de los lugares en donde es más frecuente encontrarla es en las piscinas.

3. Araña reclusa parda

Estas arañas son de las pocas especies venenosas endémicas de los Estados Unidos. Se conocen también como arañas violinistas por una mancha negra en forma de violín que tienen en sus cabezas, el resto de su cuerpo presenta un color parduzco de tono amarillento. 

Estas arañas presentan un comportamiento muy apacible: no morderán a menos que se sientan en una situación de riesgo, también son poco amantes de los exteriores por lo que lo más común es verlas en espacios oscuros, entre las hendiduras de las piedras o en pilas de hojas. Dentro de las casas suelen esconderse dentro de los armarios y otros muebles que le proporcionen las condiciones más cómodas. 

Irónicamente, siendo una de las arañas más venenosas del planeta su mordedura no es demasiado dolorosa, de hecho se pueden sentir sus efectos hasta una hora después de haberse efectuado. Aún así es muy importante recibir atención médica de inmediato ya que la toxina se expande de forma muy rápida

En caso de sufrir una mordedura siempre es recomendable atrapar a la araña y llevarla hasta el hospital debido a que por los síntomas puede ser difícil de identificar. También se puede llevar muerta siempre y cuando no haya sido aplastada de modo que no pueda ser reconocida. 

Las mordeduras de la reclusa parda pueden ser mortales dependiendo de varios factores: pueden tener mayor efectos en personas como niños, adultos, y pacientes con el sistema inmune debilitado. En adultos de edad media y con condiciones físicas relativamente estables no suelen tener efectos letales, pero si son capaces de dejar síntomas y malestares verdaderamente insoportables. 

La mejor manera de mantenerlas alejadas es limpiando periódicamente las zonas en las que pueda instalar sus telarañas. Por supuesto no es recomendable hacerlo a mano descubierta, sino con instrumentos de limpieza que ayuden a mantener la distancia como plumeros o aspiradoras. 

2. Araña de arena de seis ojos

Habitante de los áridos desiertos arenosos de África, la araña de arena de seis ojos se esconde en la superficie de la arena esperando que una infortunada presa pase cerca de su escondite. Su color pálido le ayuda a pasar inadvertida hasta el momento que se siente segura para atacar y atrapa de una sola emboscada a su próximo alimento.

Es una araña de tamaño mediano, con una contextura bastante gruesa. Los seis ojos que le dan su nombre están situados simétricamente en tres grupos de dos, característica que la hace diferenciarse del resto de los arácnidos. Al igual que la araña violinista posee una mancha oscura en forma de violín o reloj de arena en medio de su cabeza

A pesar de su portentoso tamaño es una araña sumamente inofensiva y es muy poco usual escuchar sobre ataques a humanos a menos que se haya invadido deliberadamente su territorio. Se alimentan de cualquier clase de insecto capaz de caer en su trampa, pero también de pequeños anfibios y otros animales a los que pueda capturar. Es una de las pocas arañas que caza a sus presas por medio de emboscadas y no utilizando redes. 

Si bien no suelen ser agresivas, el caso de una mordedura puede ser muy desafortunado ya que poseen una de las toxinas más perjudiciales para el ser humano. Los síntomas son de los más dolorosos que se pueden mencionar como necrosis, hemorragias internas, externas y por si fuera poco: coagulación de la sangre, lo que origina trombos sanguíneos que pueden causar la muerte. 

Afortunadamente no encontrarás una araña de arena de seis ojos en la comodidad de tu hogar pero si en algún momento de tu vida estás caminando por un desierto en Asia o en África lo mejor es que te fijes bien donde pisar, porque el peligro puede acechar sin que siquiera lo sospeches. 

1. Araña errante brasileña

Este top culmina con un arácnido de una contextura formidable y con una mordedura verdaderamente propia de una pesadilla: la araña errante brasileña, conocida también como la araña del plátano es propia de América del Sur, especialmente de Brasil

Es tan grande que puede abarcar la palma de una mano, además es sumamente veloz pudiendo alcanzar velocidades de hasta 40 km/h. Son bastante gruesas por lo que pueden combatir con facilidad a cualquier otro animal de su tamaño, tiene unos grandes ojos penetrantes con otros dos más pequeños abajo y con la luz suelen irradiar un fuerte color rojizo

Tienen un temperamento verdaderamente agresivo, no toleran la más mínima molestia antes de atacar y su única advertencia es tomar una pose erguida en la que demuestran a sus adversarios que no están para juegos. La mordedura es extremadamente dolorosa gracias a la filosidad de sus colmillos, los cuales son capaces de introducir con fuerza en repetidas veces

En cuanto al nivel de toxicidad es tan elevado que le ha llevado a ganar un Récord Guinness a la araña más venenosa del planeta. La neurotoxina provoca además del intenso dolor, descontrol muscular y una asfixia tan severa que es capaz de matar a una persona en poco tiempo. Un dato muy curioso sobre la mordedura de la errante brasileña es que en los hombres provoca una erección previa a un paro cardíaco, razón por la cual su toxina ha sido estudiada como posible tratamiento para la disfunción eréctil