Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cuando hablamos de jubilación es normal hablar de jubilación como una unidad, pero realmente no es así. Para demostrártelo a lo largo de este artículo te vamos a mostrar que existen diferentes tipos de jubilaciones. Dependiendo de la jubilación a la que tengamos acceso, la misma nos remunerará con un importe u otro. Por ese motivo, es importante saber que jubilación nos corresponde para conseguir el máximo importe posible.

¿Qué es la jubilación?

Cuando una persona decide retirarse del trabajo de forma permanente debido a la edad, limitaciones físicas u otras razones, se dice que se jubila. Esto implica dejar de percibir un salario mensual y pasar a una nueva etapa de vida, conocida como jubilación, que viene acompañada de una serie de beneficios.

La forma más común de jubilación es por alcanzar cierta edad. En España, actualmente, la edad de jubilación está fijada en los 67 años, aunque se puede acceder a ella a los 65 años si se han cotizado al menos 38 años y 6 meses. Es en este momento cuando la persona empieza a recibir una pensión, es decir, una cantidad periódica de dinero como parte de los beneficios de jubilación.

¿Qué tipos de jubilación hay?

Como podemos leer en https://abogadosduran.com/especialistas-derecho-laboral-y-seguridad-social/jubilacion/, actualmente hay diferentes tipos de jubilación a los que podemos optar. Te vamos a hablar un poco de cada uno de ellos para que te sea más fácil encontrar el tipo de jubilación que te corresponde. Y si tienes dudas, siempre te queda la opción de contratar los servicios de los Abogados Durán, los cuales te asesorarán para que puedas cobrar la pensión que realmente se adapta a lo que has cotizado.

1- Jubilación ordinaria

Para recibir la pensión de jubilación contributiva ordinaria, es necesario cumplir con ciertos requisitos de la Seguridad Social: estar registrado y tener una situación de alta, tener 67 años de edad (o 65 años con 38 años y 6 meses cotizados), y haber cotizado al menos 15 años, con al menos 2 años dentro de los 15 previos a la jubilación. La edad de jubilación varía según la legislación vigente y el período cotizado, con un régimen transitorio hasta el 1 de enero de 2027. Aquellos bajo la legislación anterior a 2013 pueden jubilarse a los 65 años.

Se calcula tomando en cuenta dos cosas: la base reguladora y el porcentaje que corresponde según los años que hayas cotizado al sistema de Seguridad Social. La base reguladora se calcula de acuerdo a una fórmula matemática específica que establece la Ley General de la Seguridad Social. Después, se aplica el porcentaje correspondiente dependiendo de cuántos años hayas estado cotizando. Así es como se determina la cantidad de la pensión que recibirás cuando te jubiles.

2- Jubilación anticipada

En este rango podemos encontrar diferentes tipos de jubilación anticipada. Es la jubilación que se solicita antes de llegar a los 67 y para acceder a ella hay que cumplir una serie de requisitos. Actualmente los principales tipos de jubilación anticipada son:

  • Jubilación anticipada por reducción de la edad mínima debido a la realización de actividades penosas, tóxicas e insalubres.
  • Jubilación anticipada desde el 1/01/2004 por ERE.
  • Jubilación anticipada a partir de los 61 años para no mutualistas.
  • Jubilación anticipada a partir de los 60 años para mutualistas.
  • Jubilación especial a los 64 años.
  • Jubilación de trabajadores con discapacidad igual o superior al 45% o 65%.
  • Jubilación anticipada por voluntad del trabajador.
  • Jubilación anticipada por cese no voluntario.

3- Jubilación parcial

Es la jubilación a través de la cual el trabajador puede negociar con su empresa reducir la jornada laboral, junto al salario. A su vez, el trabajador recibe una compensación por las jornadas que deja de realizar a modo de jubilación. Así el trabajador poco a poco va reduciendo el número de horas laborales que hace.

Es importante dejar constancia que no todas las empresas permiten esta opción. Si la empresa se niega a reducir el número de horas del trabajador, entonces el mismo no podrá tener acceso a la jubilación parcial.

4- Jubilación activa

Es la jubilación que permite compatibilizar la pensión con cualquier otro trabajo por cuenta ajena. Ese trabajo puede ser a tiempo completo o parcial, al igual que también puede ser por cuenta propia. Dependiendo de las características, el importe a cobrar será mayor o menor en cuanto a porcentaje.

5- Jubilación flexible

La modalidad de jubilación permite seguir trabajando a tiempo parcial después de jubilarte y al mismo tiempo recibir tu pensión de jubilación. Esto significa que puedes trabajar entre el 50% y el 75% de la jornada laboral completa, mientras recibes una parte de tu pensión. La cantidad que recibas de la pensión se ajustará según la cantidad de horas que trabajes.

¿Cuántos años hay que cotizar para cobrar la jubilación?

Como has podido comprobar, hay diferentes tipos de jubilación. Nosotros nos vamos a centrar en este caso en la jubilación ordinaria, la cual suele ser la más común.

Para acceder a la jubilación tenemos que tener al menos 38 años cotizados y solicitar la jubilación a los 65 años. En el caso de tener menos años cotizados, la edad de jubilación se sitúa en los 66 años y seis meses. Por supuesto, según vayan pasando los años, el tiempo exigido para poder jubilarse cada vez será superior.

Por ejemplo, en el caso de la jubilación anticipada, los requisitos serán menores y se podrá solicitar a los 63 años, siempre y cuando se tengan al menos 38 años cotizados. Si tienes dudas, ponte en contacto con un abogado experto el cual se encargará de darte la información personalizada que buscas. Así podrás saber de primera mano si realmente tienes o no derecho a la jubilación.

¿Cuál es la pensión máxima de jubilación en España?

Si tienes curiosidad por saber cuánto cobra un jubilado en España en el margen máximo, debes saber que la pensión máxima se sitúa en los 3175 euros al mes o lo que es lo mismo el importe se sitúa en los 44450 euros al año, teniendo en cuenta las 14 pagas.

Si comparamos el importe con el que se cobraba el pasado año, podemos ver como la pensión mensual máxima se ha incrementado en 116 euros al mes. Eso significa que el importe ha crecido de manera importante.