Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Los tratamientos de ortodoncia han ido asumiendo variaciones con el paso de los años conforme se ha ido adaptando la tecnología a estas herramientas diseñadas para corregir la alineación dental. Es por ello que, a la de escoger entre los tipos de brackets que existen, tenemos más opciones. Ahora, nos podemos fijar en la comodidad, la efectividad, la estética y el precio para optar por un modelo de bracket metálico u otro invisible, pues al final cada uno de ellos tiene sus ventajas y desventajas. 

Si estás planteándote usar ortodoncia, pero no sabes muy bien qué tipo de ortodoncia es mejor para ti o cuál escoger dentro de las existentes, has venido al lugar adecuado. A continuación, te hablamos de las diferencias entre los brackets estéticos y los brackets metálicos para que comprendas cuáles son sus características y descubras aquel que se adapta mejor a tus necesidades. Con todo esto, serás capaz de tomar una decisión fundada y lograr esa sonrisa perfecta gracias a la mejor ortodoncia.

¿Cuáles son los brackets estéticos?

Cuando aparecieron los tratamientos de ortodoncia era muy complejo optar por aquellas opciones más estéticas o transparentes, puesto que no estaban al alcance de todos ni tampoco existían muchas clínicas que los trabajasen. Todo esto ha cambiado, puesto que ahora los brackets transparentes suelen ser la opción más escogida por la mayoría de pacientes, ya que ofrecen una mimetización completa con el color de los dientes y resultan muchísimo más estéticos.

Entendemos por brackets estéticos aquellos que resultan prácticamente imperceptibles a la vista y quedan completamente disimulados, puesto que emplean colores transparentes. El efecto de estos brackets estéticos es el mismo que el de los brackets metálicos clásicos, puesto que funcionan para alinear los dientes o corregir mordidas u oclusiones, de modo que los dientes de la boca estén en su estado más óptimo.

A continuación, te hablamos de los tipos de brackets estéticos que existen para que conozcas las diferencias entre ellos y puedas escoger aquel que es adapta mejor a tus gustos y necesidades:

  • Brackets de cerámica transparente. Una de las opciones más resistentes populares es esta, puesto que hablamos de brackets que se fabrican con cerámica transparente o de un color blanco hueso que, por lo tanto, se mimetiza muy bien con el diente.
  • Brackets de porcelana. Muy similares a los brackets de cerámica, aquí también puede personalizarse el color para que coincida completamente con los dientes. Estos son bastante resistentes a las manchas y, por lo tanto, resultan muy duraderos.
  • Brackets de zafiro. Otro modelo completamente cristalino y, en consecuencia, invisible pero fabricado con un material diferente. Estos también son bastante duraderos y resistentes en las manchas, por lo que combinan las características de los dos modelos anteriores.
  • Brackets de composite. En este caso hablamos de un material compuesto que también permite una personalización específica conforme a las necesidades del cliente para que el color coincida. También se entienden como una opción bastante discreta y económica.
  • Brackets de polisulfona. Finalmente, otra opción bastante duradera es la de este tipo de brackets transparente. A diferencia de lo que sucede con los brackets de porcelana o de cerámica, en este caso, estos son los más resistentes, ya que resultan mucho más difícil que se rompan.
  • Brackets de resina y de plástico. Estos suelen ser más baratos y más livianos que otros materiales que ya hemos comentado, pero tienen como pega principal que resultan menos duraderos, puesto que el material es menos resistente.

Ahora que ya conoces los tipos de brackets estéticos, queremos recomendarte la clínica https://www.xn--aviomira-f3a.com/ortodoncia/brackets-esteticos/, donde podrás hacer tu tratamiento con los mejores precios y profesionales. Ellos te asesorarán para escoger el mejor tratamiento de ortodoncia para ti y te ofrecerán la mejor calidad y atención posible.

Características de los brackets metálicos

Dejando de lado los brackets estéticos, tenemos la opción más tradicional, que es la de los brackets metálicos. El sistema con brackets que ha sido durante más tiempo el más utilizado y el más común también es el que sirve para mejorar la estructura bucodental de un paciente de una forma completa. Siendo estos los primeros que se lanzaron al mercado en su momento, ahora vemos que los brackets invisibles utilizan el mismo sistema. Este funciona mediante estas dos arcadas y distintos alambres, así como gomas, en algunos casos, que permiten la movilidad de los dientes.

Cómo puedes imaginarte, estos no son los más estéticos, ya que aquí se emplea el alambre y el metal en su color original y, por lo tanto, quedan completamente visibles. Sin embargo, si hablamos de las ventajas de los brackets metálicos frente a otros tratamientos, tenemos que mencionar los siguientes:

  • La eficiencia en el tratamiento es la mejor que puedes encontrar, ya que la corrección y la alineación dental es muy efectiva con este tipo de aparato.
  • A diferencia de lo que sucede con los brackets estéticos, en los cuales se debe personalizar el tratamiento al color de los dientes y que utilizan un material más caro, este tipo de brackets metálico resulta más económico.
  • Los brackets metálicos se fabrican con acero inoxidable o aleaciones similares, de modo que resultan muy resistentes por encima de otros materiales porcelánicos, de cerámica o de plástico.
  • En relación con el punto anterior, es por el material y la forma en la que estos se utilizan, que resultan muy resistentes y no son demasiado propensos a romperse. La durabilidad puede ser un factor importantísimo también para ahorrar dinero a la larga.
  • A diferencia de la pérdida de color o de las manchas que pueden surgir con los brackets estéticos, en los brackets metálicos no vamos a ver en estos cambios y se mantendrán en una buena forma estética.
  • En general, los brackets metálicos son menos delicados y permiten ajustes bastante fáciles, por lo que se adaptan muy bien durante el tratamiento.
  • Otro punto a favor de los brackets metálicos es que precisamente porque estos no son transparentes nos permiten una mayor visibilidad. Esto nos ayuda a que seamos más conscientes de la suciedad acumulada y, por lo tanto, de que podamos limpiar los brackets con más facilidad y tener una mejor higiene bucodental.

Qué ortodoncia es mejor para ti

Para finalizar el artículo, queremos crear una pequeña comparativa entre los brackets estéticos y los metálicos y, sobre todo, decidir qué tipo de ortodoncia es mejor para ti en función de lo que busques. Lo primero, por lo tanto, va a ser analizar tus necesidades y tu situación, ya que como puedes imaginarte si estás buscando un tratamiento más barato y que sea efectivo, sin duda los brackets metálicos serán la primera opción.

Por el contrario, si te preocupa más la estética y quieres un tipo de aparato que se note lo menor posible, sin duda tendrás que optar por los brackets estéticos, pese a que estos puedan resultar más caros al inicio y más costosos de mantener, ya que tienen una resistencia menor como ya hemos comentado. Respecto a la comodidad, todos los tipos de brackets son similares, puesto que funcionan mediante las mismas arcadas y materiales, por lo que no notarás gran diferencia.

La higiene va a ser muy importante en todos los casos, independientemente del tipo de aparato que utilices, pero es cierto que una de las ventajas de los brackets metálicos es que te permitirán distinguir mejor la suciedad que los transparentes. En la duración del tratamiento también va a ser crucial, ya que si crees que solo tienes que llevar los brackets durante un periodo de tiempo corto, quizás los invisibles te resulten más factibles.